Nuestro Blog

Conociendo los termos Eléctricos

El termo eléctrico se ha convertido hoy en día en el favorito de muchas personas frente al calentador tradicional. La razón principal es que este permite disponer de agua caliente en el momento que se necesite sin necesidad de tomarse ninguna molestia adicional.

Aprendamos entonces como funciona y que ventajas nos ofrece

¿Cómo funciona el termo eléctrico?

La idea no es que de la noche a la mañana te conviertas en electricista, pero como el saber no ocupa lugar, tener nociones sobre el funcionamiento del termo nunca está demás.

Lo primero que debes conocer es que el termo eléctrico es un aparato bastante sencillo y que tiene por función principal almacenar el agua caliente en su interior. Pero ¿Cuáles son sus partes? ¿Cómo funciona?

Pues es simple, consta de una toma de suministro de agua, un tanque de almacenamiento, una resistencia eléctrica y una conexión  a la corriente eléctrica.

El funcionamiento es muy sencillo y por ello disponer de agua caliente solo requiere de 3 simples pasos:

  1. El termo llena el depósito tomando  el agua de la red de suministro a través de la conexión.
  2. La resistencia eléctrica localizada en el depósito se enciende para calentar el agua  y cuando esta  alcanza los 60° se apaga.
  3. El deposito conserva en su interior el agua caliente por un tiempo.

 

¿Qué considerar al elegir un termo eléctrico?

Seleccionar el termo eléctrico más adecuado para cada casa requiere de conocer un poco acerca de las cantidades de agua caliente que se consumen, pues el principal elemento diferenciador entre unos modelos y otros, es la capacidad. En el mercado es posible conseguirlos desde los más pequeños con tan solo 13 litros de capacidad hasta los que tienen 300.

También estar en conocimiento de las condiciones del agua en cuanto a su dureza en el lugar donde vives, es un elemento importante al seleccionar el más indicado. La diferencia se encuentra en la resistencia, existiendo los de resistencia blindada y los de resistencia cerámica envainada. Los primeros calientan más rápidamente, pero solo son convenientes cuando el agua es blanda. Los segundos dado que la resistencia está protegida y no tiene contacto con el agua son ideales si en tu ciudad el nivel de cal es elevado.

Las ventajas del termo eléctrico

¿Qué ha hecho que los termos eléctricos se vuelvan tan populares?, a continuación detallamos sus principales ventajas:

  • Al encontrarse en el mercado termos eléctricos con diferentes capacidades es posible seleccionar el que resulte más conveniente para las necesidades de cada hogar o negocio.
  • Su diseño está pensado para conservar el agua caliente con lo que podremos ahorrar hasta un 40% del consumo de energía.
  • Al ser programables, los termos eléctricos tiene la ventaja de que pueden configurarse para encenderse en los momentos en que tendrán mayor uso, por ejemplo en la franja horaria en la que acostumbramos darnos un baño. El resto del tiempo permanecerán apagados con lo que el ahorro de energía puede llegar a ser hasta de un 20%
  • Y por último y para muchos lo mejor, casi no requieren mantenimiento. Tan solo una vez al año deberán ser revisados por un electricista para asegurar que todo esté funcionando a cabalidad y listo, a disfrutar de sus beneficios durante 365 días sin preocupaciones.

Localizar una avería eléctrica

Una de las principales tareas que podemos tener como propietarios de una vivienda, se encuentra relacionada con la detección de cualquier avería. En este caso vamos a centrarnos en las averías eléctricas, que pueden ser mucho más difíciles de encontrar que las averías de fontanería.

Lo cierto es que si has notado que tus facturas de energía vienen con mucho aumento y no has consumido más, puede que sufras un problema como éste. Será fundamental entonces que te armes de paciencia, y te dediques a encontrar el origen del inconveniente, ya que de lo contrario correrás el riesgo de sufrir un incendio o un apagón.

En caso de tener que considerar una serie de pasos para localizar una avería eléctrica, lo primero que tienes que hacer es ver los conectores de electricidad de tu vivienda, para comprobar si alguno de ellos deja entrever algún problema de funcionamiento. Más allá de esto, tienes que bajar todos los interruptores, y cuando estén todos bajos, intentan subirlos uno a uno, y luego el diferencial. Así sabrás cuál de las fases de tu casa es la que sufre el inconveniente.

Normalmente, una vez que reduzcamos los posibles puntos de conflicto en nuestra vivienda, el siguiente paso tiene que ver con descubrir cuál es concretamente el electrodoméstico que está causando todos estos inconvenientes. Deberás desconectarlos de la corriente uno por uno y probar suerte hasta que finalmente todo vuelva a funcionar.

En ocasiones, incluso cuando compruebes que el enchufe se encuentra en perfectas condiciones, puede que el problema esté relacionado en realidad con el apartado enchufado. Nuevamente, tienes que hacer la prueba con los interruptores con el electrodoméstico desenchufado. Si funciona la fase, el problema es del aparato. Si no funciona, es del enchufe.

Lo importante del caso es que hay buenas chances de que puedas encontrar, y sobre todo solucionar, cualquier avería eléctrica que esté poniendo en jaque el funcionamiento de tu vivienda, ahorrándote la llamada a un profesional del rubro que seguramente te costará dinero. Y si no pudieras terminar con este inconveniente, te recomendamos que llames a uno de nuestros profesionales para consultar por un presupuesto barato sin compromiso.

Cómo ahorrar electricidad con el calentador eléctrico

Cuando llegan las épocas rías del año, es común que en nuestros hogares empecemos a utilizar con mayor frecuencia el calentador de agua, lo cuál se traduce de manera directa en un aumento en el consumo de electricidad en el hogar. En estos casos es evidente que al pagar la factura de luz estaremos haciendo un mayor gasto de dinero.

Motivado por esto, en este artículo enseñaremos como hacer un uso más racional y eficiente del calentador eléctrico.

Cómo ahorrara en uso del calentador eléctrico

Son muchas las formas de hacer un uso más inteligente de la electricidad con el calentador. Un consejo muy útil que puedes tomar en cuenta es aumentar las duchas y evitar los baños, ya que de esta forma se ahorra una gran cantidad de agua, la cual obviamente no debe pasar por el calentador para ser calentada. De esta forma evitamos gastar una gran cantidad de electricidad.

Otras formas útiles de ahorrar algo de dinero pueden ser las siguientes:

  • Recubrir con un tipo de aislante térmico el calentador puede ayudar a que el equipo no requiera de un sobreconsumo de energía, ya que el agua se mantendría caliente por más tiempo.
  • Disminuir la temperatura del calentador.
  • Mantener el calentador dentro del baño para evitar que el mismo se encuentre a la intemperie, de esta forma también se mantiene el calor de forma más eficiente.
  • Utilizar el calentador solo cuando sea estrictamente necesario, también es útil desconectarlo cuando no se está utilizando.

Como has visto, te hemos mostrado algunas alternativas para optimizar tu uso de energía eléctrica, aun así, si crees que puedes generar un ahorro aún mayor, puede ser útil recibir las recomendaciones de un electricista especializado en este tipo de equipos eléctricos.

Un electricista especializado en calentadores eléctrico

Los calentadores, al igual cualquier electrodoméstico, son propensos a dañarse. En estos casos, si se daña, pensamos que es preferible dejar de usarlos debido a que puede suponer un coste muy elevado, sin embargo, esto no es tan cierto como parece.

Evidentemente el coste de reparación dependerá del fallo que tenga el aparato, como es evidente, según si el grado de la avería es poco elevado, nos resultará poco costoso.

Que hacer ante un corte de luz

Sin exagerar, podemos decir que nuestra vida depende en gran medida del suministro eléctrico. Casi todas nuestras actividades cotidianas requieren de la electricidad y por eso nos sentimos desvalidos cuando hay un corte de luz.

Las causas son diversas y se pueden presentar durante todo el año: fenómenos atmosféricos, como tormentas, incendios o fuertes vientos; fallo o rotura de algún elemento de la red eléctrica; incidencias en las centrales de generación. Pero el motivo más común de los cortes de luz es la sobrecarga eléctrica, ocasionada por el uso de más equipos electrónicos de los que la red soporta. Si ese es el caso, conviene contratar los servicios de un electricista autorizado, quien podrá aumentar la potencia contratada y solucionar la avería, sin renunciar a la utilización de ningún aparato.

Consejos básicos

  1. Determina el alcance de la avería

Lo primero será intentar averiguar si la falla nos afecta sólo a nosotros o se trata de una avería general.

Si el corte de luz sólo te ha afectado a ti, evidentemente es un problema individual que debe ser atendido por un electricista calificado. En la mayoría de los casos se debe a una sobrecarga del circuito eléctrico. Por lo general, esto ocurre cuando se conectan más aparatos eléctricos de los que la red puede soportar.

Tanto si la falla es general como si sólo nos afecta a nosotros, conviene ponerse en contacto a la brevedad posible con la compañía prestadora del servicio para hacer el reporte.

  1. Mantén iluminadas las estancias

Mientras se determinan las causas y se subsana el inconveniente, es importante conseguir fuentes alternas de iluminación, para prevenir caídas y tropiezas. Evita el uso de velas, para reducir la probabilidad de incendios o quemaduras. En su lugar, se recomienda tener siempre a mano varias linternas y baterías de repuesto, para sobrellevar la situación.

  1. No permitas que el frío se escape

Con respecto al frigorífico y al congelador, lo ideal es mantenerlos cerrados para que no pierdan frío y conserven los alimentos en buen estado. Si la falla se prolonga, procura mantener la temperatura del equipo con bolsas de hielo.

  1. Protege tus equipos

En cuanto a los dispositivos eléctricos, es preferible desconectarlos para evitar que se produzca una sobrecarga al reiniciarse el servicio.

Aunque cuentes con protectores de sobretensión, que limitan el voltaje a valores inferiores a los máximos admisibles por las cargas conectadas, es más seguro desenchufar los equipos, pues estos mecanismos tampoco son infalibles.

Igualmente se recomienda esperar 15 minutos tras el restablecimiento de la energía, antes de conectar los equipos. Esto se debe a que durante los primeros minutos de la reconexión el suministro de energía puede ser inestable y generar picos de corriente que pueden afectar los dispositivos.

  1. No realices reparaciones eléctricas durante los cortes

Dado que el servicio puede reactivarse en cualquier momento, no se aconseja realizar reparaciones que ameriten el corte de electricidad, durante el fallo.

Como en cualquier emergencia, es importante mantener la calma y actuar de acuerdo a estas recomendaciones generales, que deben ser informadas a toda la familia.

Pasos a seguir para cambiar el cableado de vuestros hogares

Para poder mantener el cableado eléctrico de vuestros hogares, es necesario que se hagan algunas sustituciones, para así tener un sistema más actual y funcional. Lo primero que debéis tomar en cuenta es el trabajo que se puede realizar dependiendo del presupuesto, el acceso a las paredes y el nivel de demolición que se permita. Dicho esto, la sustitución del cableado es mucho más sencilla si se hace en hogares nuevos.

Lo más importantes que debéis saber es que no habéis de intentar hacer un cambio de cableado si no tenéis experiencia en el campo o no estáis seguros cómo se realiza este trabajo. Recordad que siempre debéis confiar en electricistas profesionales y capacitados.

Pero, si pensáis que tenéis la experiencia necesaria para realizar este tipo de sustitución, aquí os daremos los pasos a seguir.

Primer Paso: Obtener el permiso y los códigos

El cambio de cableado de un hogar requiere de un permiso del departamento de construcción social de vuestro hogar, por lo que a un usuario se le dará la oportunidad de cambiar el cableado de su hogar, con una inspección necesaria. Necesitaréis de un electricista que os asesore y ayude en este tipo de situaciones, ya que necesitaréis de alguien que conozca y tenga experiencia trabajando con sistemas eléctricos.

Segundo Paso: El acceso a las paredes

Ahora deberéis decidir cómo acceder a las paredes de vuestros hogares. Necesitaréis tener una planificación necesaria si vuestro hogar está recién comprado y todavía no os habéis mudado. Pero, si ya vivís en esa casa y no quieres que la infraestructura reciba muchos cambios, entonces las opciones serán limitadas y el trabajo será más difícil.

Tercer Paso: La ubicación del cableado

Es importante saber dónde estará ubicado el nuevo cableado. Es probable que la mayor parte de este se encuentre tanto en el ático como en las zonas de acceso. Debéis considerar que, para poder conectar los cables, éstos deben estar en un espacio donde podréis trabajar con comodidad. Por lo general, la alimentación de las tomas de corriente estará en la parte de abajo de vuestros hogares, mientras que la alimentación saldrá desde arriba. Recordad, es sumamente importante que la alimentación no esté conectada antes de realizar cualquier perforación a las paredes.

Cuarto Paso: El nuevo cableado

Si queréis sustituir el cableado de alimentación, debéis eliminar los puntos de salida. Para eso, podéis tirar el antiguo cable por el agujero que está en la pared; pero, si éstos están grapados, es necesario que hagáis una nueva perforación para poder colocar un nuevo cable.

Quinto Paso: Los nuevos agujeros en la pared

Como queda dicho, si necesitáis colocar un nuevo cableado, pero no podéis utilizar el anterior  agujero, debéis realizar una nueva perforación. Para esto, se requiere de una enorme habilidad, ya que debéis utilizar un taladro flexible para hacer la perforación.

Además, debéis realizar una perforación tanto en el ático como en las zonas de acceso, utilizando una placa de madera. El agujero debe estar ubicado en un lugar que esté cuidadosamente medido. Debéis hacer una perforación de 1/8 centímetros, ya que debéis aseguraros de no estar perforando el suelo o alguna columna.

Sexto Paso: El número de circuitos

Los electrodomésticos y otros elementos tecnológicos modernos requieren de una cierta cantidad de circuitos, que algunos cableados antiguos no podrán proporcionar. Es por eso que, antes de meter el cable a través de la perforación en la pared, hay que incorporar los circuitos, de acuerdo a las normas dictadas por el Código Eléctrico Nacional. Debéis realizar una inspección de los circuitos de vuestros hogares y luego planificar el diseño junto a un electricista profesional.